El Cava y sus Maridajes

Después de haber asistido a la clase magistral con Agustí Torelló puedo afirmar que el cava es un vino perfecto. Es tan versátil que marida perfectamente con casi cada tipo de plato de nuestra variada cocina mediterránea.

Teniendo en cuenta que hay un gran abanico de tipos de cavas en función del azúcar desde brut nature hasta dulce y en función de la crianza sobre lías desde joven hasta gran reserva, las infinitas opciones de maridaje se disparan. Así que ni importa que tipo de maridaje buscamos; tanto en los maridajes tradicionales, técnicos, culturales como en los poéticos o de acompañamiento hay un sitio si no un requerimiento para el cava.

Lo que se consideraba un mero brindis finalmente parece haber conquistado las cocinas de Celler Can Roca o del mismísimo Bullí. Asimismo los grandes cocineros lo están utilizando en el proceso creativo de sus platos como salsa o bien como ingrediente. Ya no hay duda el cava tiene un gran potencial y esta literalmente transcendiendo de ser bebida de celebraciones a ser vino de acompañamiento sea de una tapa tradicional o de un plato complicado.

Hay platos cuales parecen imposibles de maridar, sobre todo los ácidos y amargos tipo ensaladas con vinagre balsámico, alcachofas, aguacate, endivias, pero también verduras, vegetales, setas o huevos. Desde que maridamos por contraste o afinidad el cava se comporta mucho mejor que otros vinos a la hora de casar sustancias cáusticas, cítricas, astringentes o amargas con su antagonista o semejante idóneo. El esquema refleja la combinación apta de comidas difíciles con los cavas mas adecuados.

Respecto al azúcar queda por comentar que juega un papel bastante importante en el maridaje. Asimismo la regla general sería:

  • Platos grasos: Cavas secos tipo brut nature y extra brut
  • Platos ácidos y amargos: Cavas brut y extra seco
  • Platos dulces: Cavas tipo semi seco y dulce

En cuanto al dulce resulta que el concepto de servir postres muy dulces con cava tipo brut nature o incluso brut esta equivocado. Es imprescindible que el cava armonice con el postre; en consecuencia maridamos con cava semi, semi-seco o dulce en función de la acidez y del contenido de azúcar del postre.

El cava se ha reinventado y su impacto es imparable. Es más que un brindis aunque siempre será el mejor de los brindis con la gran ventaja de que el cava lo podemos tomar a cualquier hora del día. Con el desayuno, el brunch, la comida, el aperitivo, la cena o durante la fiesta. Nos da un sinfín de opciones, según estado de ánimo podemos brindar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Enemigos de vinos y sus maridajes; el cava frente a productos difíciles de maridar:






Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: